domingo, 17 de diciembre de 2017

Love to Die Capítulo 1

Hola ^^!!¿¿Como estáis?? Yo algo nerviosa, porque no se que tipo de reaccion podeis tener con esta historia y como ya dije, creo que esta es la mas especial e importante para mi. Realmente me siento como si fuera la primera historia que escribo XD, aunque he escrito varias, pero esta es algo diferente, una que me tomo mas seriamente que las otras y que es un estilo distinto a los que suelo hacer y realmente este no la abandonare. Habra momentos en que la entrada sera programada o algun mes me atrase, pero eso seria por el hecho de que estoy estudiando y este año sera mucho mas duro que cualquiera. Bueno hoy os traigo el primer capítulo de , espero que os guste ^^:

Love to Die Capítulo 1

No creo que hoy vaya a ser un buen día, desde que me he levantado tengo la sensación de que algo muy malo va a ocurrir, y eso me ha pasado muchas veces y todas han acabado igual de mal. No suelo creer en lo sobrenatural ni las predicciones, pero cuando no tengo ganas de levantarme y siento un pinchazo en el pecho o sueño con la muerte de alguien es como si predijera el desastre que va a ocurrir, ya que siempre que lo hago pasa. Muchas veces creo que soy como un gato negro, ya que la gente cree que la mala suerte me acompaña y los gatos negros tienen esa mala fama lo pobres.  Realmente cuando pasa eso tengo que hacer un gran esfuerzo para levantarme e intentar llevar el día lo más normal posible, sin que nadie se dé cuenta de la sensación que cargo cuando pasa eso. Hoy no va a ser una excepción algo malo pasará y me encantaría poder equivocarme y decir que no había nada por lo que preocuparse. Hasta que…

• ¿Sí?- contesto dudando un poco.
• ¿Leila? Ha ocurrido algo horrible, la madre de Kurt está en el hospital ahora mismo y por lo que dicen está muy grave. Ahora mismo voy a ir al hospital para ver como esta y para estar con Kurt y su hermano pequeño.- Cuando Jordan empezó la explicación me caí de rodillas al suelo, me recordaba tanto a la situación que había sufrido a primera fila hace cuatro años atrás con el accidente de mi padre, no podía creer que un amigo pudiera sufrir algo parecido.
• Vale,- digo con la voz temblorosa intentando parecer serena- me cambio y voy para allá.
• ¿Pero no deberías estar en el instituto ahora?- me pregunta en su forma más paterna.
• No, ya que hoy mis compañeros se iban a Londres y los que nos quedábamos no tenemos que volver al instituto hasta el día de recoger las notas.- Le explico de la mejor manera mientras voy corriendo hacia mi armario para cambiarme.
• Vale, espero que sea así, porque como me entere que estás haciendo campana… te reñiré mucho. Bueno te dejo que acabo de llegar al hospital.- Dice antes de colgarme.

Miro rápidamente en mi armario para elegir la ropa que me voy a poner y vigilo que mi madre no haya visto nada de lo que ha pasado, ya que si ella lo supiera no me dejaría ir al lado de Kurt y me encerraría en mi habitación para que así no pudiera escapar de ninguna forma. Ella desde que paso lo de mi padre no es la misma, no quiere que este con nadie ni me deja comunicarme mucho, pero desde que vino Jordan y abrió una tienda de informática al lado de mi casa, mi madre me deja más libre, ya que sabe que a veces quedo con mis amigos allí. Pero aun así me está protegiendo mucho con el tema de las muertes, si alguien está hospitalizado por lo que sea no me deja ir a visitarlo, aunque solo sea un brazo roto. 
Me pongo la camiseta y los shorts lo más rápido que puedo, me peino un poco por encima y me voy corriendo antes de que le dé tiempo a preguntar dónde voy. Hacía tiempo que no me dirigía al hospital, pero tenía los mismos nervios que el día del accidente, ocurrió todo muy rápido. ..

Estaba en el salón mirando tan tranquilamente la tele, cuando escuche un grito muy fuerte en la calle, salí corriendo hacia allí a ver qué había pasado. Cuando abrí la puerta estaba mi padre tumbado boca abajo con un charco de sangre alrededor, fui rápidamente a buscar ayuda y me acuerdo que me acerque a mi padre y las palabras que me dijo en ese momento nunca las olvidare, “Leila huye, huye y no mires atrás”. Pero yo no podía hacer caso a esas palabras, era mi padre, no le iba a abandonar cuando tenía una puñalada en el riñón. Hice lo que pude para tapar la herida para parar la hemorragia, pero no conseguí nada, vi como la respiración de mi padre se iba apagando y como su blanca tez se volvía cada vez más pálida con los labios morados. Poco después del último aliento de mi padre llego una ambulancia y un coche de policía. La ambulancia se llevó a mi padre lo más rápido que pudieron al hospital más  cercano, y por los informes intentaron salvarlo pero no pudieron.  Yo fui en metro hasta el hospital y estaba realmente nerviosa, no sabía que podía pasar y envié a mi madre a buscar a mi hermana que estaba trabajando para que vinieran lo más rápido posible  al hospital. Cuando llegue me encontré a mi madre y a mi hermana llorando desconsoladamente porque les habían notificado que mi padre había muerto, y yo lo único que pude hacer fue abrazar y consolar a mi madre. 

De lo nerviosa que estoy el trayecto no tarda nada, y cuando me fijo en las paradas veo que justo estoy en la parada que tengo que bajar. Bajo corriendo para no pasarme de parada y cuando alzo la mirada veo que Ian estaba esperándome allí. Jordan seguramente le había avisado de que vendría en metro y que seguramente necesitaría ir con alguien para no derrumbarme, pero porque tenía que ser justamente Ian. - Ian es un chico de mi edad realmente alto y muy atractivo con sus ojos color miel y su bonito pelo castaño que tiene muy buenos reflejos con el sol. Él me gusta desde que le conocí, es un buen chico aunque algo mujeriego, pero aun así es muy bueno y no me arrepiento de quererle…

• Hola Leila, te estaba esperando. Creo que deberíamos darnos prisa, ya que Kurt seguramente necesitara nuestra compañía igual que su hermanito pequeño.- me dice Ian agarrándome de la mano y tirando de mi para ir más rápido y pasar entre la gente sin separarnos. Realmente yo también creo que Kurt nos necesita, y puede que hacer de hermano mayor en este momento  es lo que más le debe estar costando.
• Gracias por venir a buscarme.- aunque sé que no es idea de él, me gusta el apoyo que me está dando, ya que él tampoco tiene padre me comprende y siempre me está salvando y ayudando. Es una gran persona y me gustaría que creyera más en el mismo y dejara de jugar con cualquier chica para llenar ese vacío que siente, y a la vez es el vacío que a mí también me quedo cuando paso el accidente.

No tardamos a llegar al hospital, pero lo hacemos con la respiración muy agitada, ya que hemos corrido desde la parada del metro hasta el hospital y como mínimo hay unas dos manzanas algo largas. Y esquivar a la gente que pasaba por la calle hace que cambies constantemente de ritmo y te canses más. Una vez hemos recuperado el aliento decidimos entrar al hospital lo más serenamente posible, ya que no queremos que Kurt nos note nerviosos ni miedosos de volver a vivir una vez más una tragedia. Vamos a la recepción y preguntamos donde podemos encontrar a Kurt y su familia, y nos indican que debemos dirigirnos a la planta de abajo donde están las urgencias. Esta vez no vamos corriendo, pero vamos a un ritmo muy rápido, no queremos seguir sin saber nada y necesitamos abrazar cuanto antes a Kurt para que note que le estamos apoyando y que siempre estaremos para lo que necesite, pase lo que pase hoy en el hospital.


Espero que os haya gustado ^^, hasta mañana n.n

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Plantilla hecha por Kyaru de SweetLove | Créditos